¿Cómo se calcula mi rentabilidad en el fondo mutuo?

Para calcular la rentabilidad se toman en cuenta las cuotas y el valor cuota. Un fondo mutuo se compone de cuotas (unidades en que se divide el patrimonio del Fondo Mutuo en partes iguales). 

El valor cuota de un fondo mutuo es el valor que resulta de la división entre el patrimonio del fondo por el número de cuotas suscritas o adquiridas y pagadas al momento de efectuar el cálculo. 

Por lo tanto, cuando inviertes en un Fondo Mutuo adquieres un cierto número de cuotas. Estas cuotas poseen un valor denominado como valor cuota que cambia diariamente y refleja la rentabilidad que ha obtenido el fondo. 

En palabras simples, la variación diaria en el tiempo del valor de las cuotas adquiridas determinará cuánto dinero rentará tu inversión en el fondo. 

El cálculo de la rentabilidad considera múltiples factores como:

  • El desempeño de las acciones, bonos o depósitos del fondo, 
  • Las entradas y salidas de dinero en el fondo,
  • Los efectos del tipo de cambio, entre otros. 

¿Qué debo considerar al momento de invertir?

El perfil inversionista, el objetivo de inversión, el riesgo del fondo y el horizonte de tiempo de tu inversión son factores que influyen en el cálculo de la rentabilidad. 

¿Qué significa el nivel de riesgo de un fondo mutuo?

Cada fondo mutuo tiene un nivel de riesgo asociado. Si este riesgo es mayor o menor, el valor cuota de tu inversión será más o menos variable. Por ejemplo, a mayor riesgo, el valor de tus cuotas tendrá una mayor probabilidad de aumentar o disminuir que en un fondo mutuo de menor riesgo. 

Por esta razón, tu inversión puede aumentar y disminuir en mayor medida en comparación a uno de menor riesgo.

¿Cómo se determina el nivel de riesgo para mi meta?

Al crear tu perfil de inversionista nos permite analizar tus preferencias, expectativas y relacionamiento con el riesgo de la inversión, es decir qué tanto te quieres arriesgar invirtiendo. De esta forma, podemos presentarte la mejor opción de acuerdo a tus objetivos, tiempo de inversión y ganancias proyectadas. 

Para la creación de tu meta se considera tu perfil inversionista y el horizonte de tu meta de inversión. 

¿Qué es el horizonte de tu meta de inversión? 

Es el tiempo en el que deseas mantener tu inversión para lograr el objetivo y alcanzar la rentabilidad en el tiempo determinado. 

Por ejemplo, si el horizonte es de largo plazo se podría considerar una inversión de mayor riesgo que si se tratara de un horizonte de corto plazo. 

¿Cómo se constituyen los Fondos Mutuos?

Los Fondos Mutuos están constituidos por fondos de renta variable, renta fija internacional y renta fija local. Por tanto, las diferentes proporciones de los fondos dependen del nivel de riesgo de cada fondo. 

Por ejemplo, un fondo de mayor riesgo tiene más fondos de renta variable en comparación con un fondo de menor riesgo. 

¿Qué implica una renta variable?

Son inversiones que pueden ser acciones o participaciones de una empresa y donde no se sabe cuál será la ganancia. A mayor proporción de instrumentos de renta variable que tenga el fondo, el nivel de riesgo del fondo de inversión aumenta. 

¿Qué implica una renta fija?

Son inversiones con ganancias fijas o aseguradas, es decir se sabe cuánto ganará. Si el Fondo Mutuo es más conservador, tendrá mayor proporción de renta fija y con menor riesgo. 

Algunos instrumentos de renta fija son los bonos del Gobierno, certificados de depósitos y bonos corporativos. 

Si necesitas ayuda contáctanos en:

¿Fue útil este artículo?
Usuarios a los que les pareció útil: 24 de 45

Queremos mejorar esta información.

Por favor envíanos tu sugerencia.

¿Tienes más preguntas?
MACH Ayuda